SALA 4. CUARTO DE LOS NOVIOS

LA TORRE EN SU ESPLENDOR

El “cuarto de los novios” nos muestra toda la plenitud y extensión de la torre, por ser la sala más imponente del conjunto. Su planta se cierra con una esbelta bóveda de arista en ladrillo, visible sólo parcialmente ya que su parte superior queda oculta por el volumen del Cuarto del Reloj. De éste, apreciamos la cara inferior del forjado de colañas y tablones de la madera original restaurada.

La estancia toma su nombre de una leyenda que se remonta a 1700. Nos habla de una pareja de enamorados que no obtenía el beneplácito de sus padres para contraer matrimonio. Buscaron aquí refugio para pasar una oscura noche de tormenta y de este modo, forzar con hechos consumados a que su unión fuese aceptada.

La romántica historia tuvo, sin embargo, un trágico final, pues una furia de agua, rayos y granizo barrió aquella noche de un plumazo la morada y la vida de los padres de la joven. Ésta, aturdida por el remordimiento, acabó entregando su vida a las aguas de la rambla.

Este bello escenario es el escogido para ofrecer al visitante la posibilidad de detenerse a saborear los elocuentes testimonios materiales que la fe de Totana ha generado a lo largo de los siglos.
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES